MI EXTRAÑA FORMA DE PLANIFICAR NOVELAS

Hace poco leí un artículo en el blog de Gabriella Literaria (blog que, por cierto, aprovecho para recomendaros) donde se explicaban 7 métodos diferentes para planificar una novela. En el primer método ya se hablaba de la escaleta, y Gabriella hacía referencia a ella de la siguiente manera:

escaleta
Personalmente, aunque coincido con el artículo de Gabriella, pienso que existen tantos métodos de planificación como escritores. Cada maestrillo tiene su librillo, que se suele decir. La estructuración de una novela es quizá la parte más personal a la hora de ponerse a escribir, y en esta entrada, intentaré explicaros cuál es mi método. Mi librillo.

Yo soy de los que usan escaleta, aunque una algo peculiar.

Os contaré cómo lo hago yo:

LA IDEA PRINCIPAL

Lo primero de todo, naturalmente, es la gran idea, y es a partir de esta semilla que deben aparecer muchas ideas secundarias. La mayoría estúpidas, debo reconocer, pero también es bueno que éstas salgan a la luz.

Dos ideas estúpidas bien conectadas pueden resultar en una gran idea.

Es importante que en este punto ya tenga un borrador donde anote, sin orden ni control, todas estas ideas independientes que parece que no van a ninguna parte. Todas han surgido de la gran idea principal, pero a veces incluso derivan en algo que no tiene nada que ver con esa idea original. Me ha pasado.

A modo de ejemplo, supongamos que nuestra gran idea (en este caso concreto, como veréis, lo de gran es un decir) es un perro inválido cuyo único vicio es comer las galletas que su dueño guarda en la encimera de la cocina.

Mi borrador de ideas tendría el siguiente aspecto:

Un objeto mágico y maligno (¿un anillo_)El mundo imaginario estará habitado por diferentes razas.La raza más pacífica e inocente posee el objeto mágico.Un mago malvado quiere el objeto para dominar el mundo.Un mago loco conve

APARECEN LAS ESCENAS

Como decía antes, las ideas anotadas en el Borrador de ideas no siempre serán utilizadas en la novela. Muchas incluso nos parecerán horribles con el paso de los días. A lo mejor, el hecho de que un gato se cuele en la cocina del perro para robarle las galletas nos parece poco creíble. O quizá nos empiece a gustar tanto el personaje del gato que lo transformamos en protagonista, y decidimos que la novela va a tratar sobre un gato vagabundo que huele a deliciosas galletas y se alía con un perro inválido para conseguir el botín…

Bueno, que me lío. El caso es que, una vez que creamos que ya tenemos suficientes ideas para montar el esqueleto de nuestra novela, podemos empezar a hacer un listado ORDENADO de las primeras escenas.

¿Os habéis dado cuenta de que estoy hablando de montar una escaleta, no?

Continuando con nuestro ejemplo animal, nuestra escaleta podría ser tal que así:

escaletaCada punto representa a una escena de la novela. Como es natural, las escenas pueden estar más o menos detalladas en nuestro borrador. Y lo normal es que, a medida que vamos escribiendo la novela, incorporemos detalles a estas escenas.

Cuanto más detallada esté una escena en la escaleta, menos tendremos que pensar después, frente al folio en blanco, en el momento de la verdad.

Como os habréis fijado, en la escena 4 hay una frase en cursiva y entrecomillada. Es un recurso que utilizo a menudo, concretamente cuando, entre idea e idea, se me ocurre una buena frase para la novela. Ha dejado de ser una idea para convertirse en parte del escrito final, y como no quiero que se me olvide, pues la anoto en su escena correspondiente.

Nota: No es necesario tener la escaleta de la novela completa para ponerse a escribir. Con tener las primeras escenas claras, debería ser suficiente. Más ideas y detalles irán surgiendo a medida que vamos completando escenas.

DIVISIÓN EN CAPÍTULOS

Tenemos claras las escenas y el orden en que las vamos a escribir, pero, querido compañero de fatigas, ¿dónde terminamos un capítulo y empezamos otro?

Para responder a esta importante cuestión, tener la escaleta de escenas delante nos será de gran ayuda.

Como tenemos las escenas ordenadas, sólo tenemos que decidir después de cuál de ellas queremos que finalice el capítulo. A mí me gusta hacerlo todo muy visual, así que asocio un color a cada capítulo. Las escenas del mismo color pertenecerán al mismo capítulo.

escaleta2Este método puede parecer muy flower power a simple vista, pero os aseguro que visualmente ayuda una barbaridad. Además, podemos hacernos una idea de lo extenso que va a ser cada capítulo. Por otro lado, si más adelante cambiamos de idea y queremos mover una escena de un capítulo a otro, con la escaleta de colores lo veremos mucho más claro.

ESTAMOS ESCRIBIENDO

Qué bien, ya nos hemos puesto a escribir nuestra gran novela sobre animales. ¿Cómo hago el seguimiento?

La escaleta de escenas coloreada es un recurso que mantengo a la vista constantemente a lo largo del proceso de escritura de la novela. Como he dicho antes, hay que ir actualizándola paulatinamente con nuevas ideas y escenas.

Y, por supuesto, si tenemos que borrar contenido, lo haremos sin miramientos.

Personalmente, me gusta marcar en la escaleta lo que ya he escrito y lo que no. Para esto, es tan fácil como marcar en negrita las escenas (o partes de escenas) que ya están escritas. Esto es muy útil para saber lo que llevamos de novela y lo que nos queda, aproximadamente.

escaleta3

Este es, a groso modo, mi librillo de escritor. Ahora, escritores de la red: ¿hacéis vosotros algo parecido a esto con vuestras novelas? ¿Qué método utilizáis? Os animo a que me lo contéis en los comentarios del artículo.

Y lectores de la red: no temáis, la historia del perro inválido que entra en guerra con un gato callejero por unas galletas caseras ha sido sólo un ejemplo simple para hacer el artículo más entendible. Mis novelas son mucho más complejas (en realidad, me suponen buenos quebraderos de cabeza), de manera que el diseño de un borrador de ideas y una buena escaleta de colores es fundamental.

Si os animáis a comprobar el resultado, ¡comprad mi libro!

Y si pasáis de leerme pero el artículo os ha gustado, podéis compartirlo en las redes sociales. Este humilde escritor os lo agradecerá siempre 🙂

Anuncios

2 comentarios sobre “MI EXTRAÑA FORMA DE PLANIFICAR NOVELAS

  1. […] Si algo he aprendido durante el tiempo que he dedicado a escribir novelas es que, en contra de lo que mucha gente pueda pensar, no todo se reduce a que se te ocurran ideas geniales y después plasmarlas en un papel en forma de capítulos que conecten entre sí. De hecho, esa es la parte divertida. Aquella por la que los escritores clamamos a los cuatro vientos: “ME APASIONA ESCRIBIR”. (Si queréis conocer cómo me monto yo esta fantástica fase, podéis curiosearme en este artículo). […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s