QUÉ HACER SI MI LIBRO HA SIDO PIRATEADO

Esta mañana he recibido un mensaje de un tuitero muy amable en el que me avisaba de que uno de mis ebooks, El Aleteo de la Mariposa, había sido pirateado. En otras palabras, su descarga gratuita estaba disponible en una página pirata de Internet.

Inmediatamente, nada más agradecer la molestia al compañero de Twitter, he corrido a comprobar si la información era cierta. No solo lo era, sino que se quedaba corta: mis tres ebooks publicados se ofrecían gratuitamente en, no una, sino varias páginas ilegales.

No es la primera vez que me pasa. Muchas otras veces he tenido que escribir a los administradores de dichas páginas advirtiéndoles de que era el propietario de todos los derechos de las novelas y que debían retirarlas de las páginas de descargas.

Y a ti, colega escritor, ¿te han pirateado tus libros? Si la respuesta es que NO… ¿estás seguro de ello?

Debo reconocer que mi primera reacción al ver mis obras al alcance de cualquiera sin necesidad de desembolsar ni un céntimo es siempre de rabia e impotencia. Entiéndeme, tardo dos años de media en planificar, escribir, corregir, editar, maquetar y promocionar una novela. No es plato de buen gusto observar cómo mercadean con ella de manera ilegal.

Ira.png
Yo, justo en el momento de ver mis libros en una página de descargas gratuitas

Desde otro punto de vista, uno un poquito más sosegado, uno no puede evitar sentir cierto halago. Mis libros están siendo leídos de manera gratuita, sí, pero eso significa que, al menos, interesan. Mis obras han llamado la atención a alguien lo suficiente como para que las colgara en su página de descargas, y son lo suficientemente atrayentes como para que haya gente que se las descargue. ¿Acaso no es positivo que un lector preste su libro a un conocido? ¿No aporta ese préstamo popularidad al autor, a pesar de no recibir ni un solo céntimo por ello? Las descargas gratuitas no dejan de ser algo parecido.

Entonces, ¿qué hacer cuando estás siendo pirateado?

En primer lugar, asumirlo con resignación. Para bien o para mal, vivimos en un mundo en el que la propiedad intelectual es constantemente pirateada. Nos cuesta pagar por lo que podemos obtener gratuitamente. Sin más, debes hacerte a la idea.

Es difícil conseguir que tus novelas estén siempre libres de ser descargadas sin tu consentimiento. Sin embargo, sí puedes denunciar a Google este tipo de páginas. Es muy sencillo, solo tienes que acceder a este enlace y cumplimentar el formulario. Google es muy eficaz con este tipo de cosas, y ver su ranking penalizado es algo que TODOS los webmasters temen. Desaparecer de los resultados de Google o, en el mejor de los casos, bajar en la posición de los resultados de búsqueda, resulta devastador para estos pequeños piratas cibernéticos.

Reflexión final

No me malinterpretes, no quiero dar imagen de justiciero de la literatura independiente. Que tire la primera piedra quien nunca se ha descargado nada (una película, una serie, un libro…) de una página pirata. Yo, mismamente, cuando quiero leer un libro que considero caro, pregunto a alguien de mi entorno que me lo pueda prestar, y, cuando lo he finalizado, se lo devuelvo. Sé que no es pirateo como tal, pero, como he apuntado antes, no deja de ser leer por la cara.

Ahora bien, hay dos mensajes que me gustaría enviar a aquellos lectores que han accedido a estas páginas piratas y han leído mis libros gratis:

  1. Si estás tan escaso de dinero como para no poder permitirte pagar entre uno y tres euros por un ebook, al menos ten la consideración de dejar un comentario del libro en Amazon o en las redes sociales. Este acto es gratis, y por lo menos me ayudarás con la promoción del libro que te acabas de chupar por la cara.
  2. Vuelvo a repetir: mis libros cuestan entre 0,99 y 2,99 euros. ¿De verdad eso es dinero como para que compense descargar el libro gratis? He tomado cafés inmundos por más dinero que eso. Querido lector, la próxima vez que vayas a descargarte un libro de un escritor independiente que cueste esa miseria, plantéate cuánto trabajo ha tenido que dedicar el autor en ese texto, cuántas horas de sueño perdidas y quebraderos de cabeza, cuánta ilusión y decepciones recibidas, y después pregúntate si 2,99 es un precio justo.

Anécdota personal

Hace unos meses, la escritora Gabriella Campbell publicó un ebook de autoayuda que explicaba en 70 pasos cómo revisar y corregir una novela. Como medida de promoción, con el fin de ganar visibilidad y ascender en el ranking de Amazon, Gabriella ofreció el libro gratis durante los primeros días.

Lo compré y lo leí. Me gustó mucho y lo valoré con 5 estrellas en Amazon. Después, cuando la promoción terminó y el libro pasó a costar 2,99€ (su precio actual), lo volví a comprar. Ya lo había leído, pero me vi con la obligación moral de pagar esos tres ínfimos euros como agradecimiento a todo ese trabajo que sé perfectamente que conlleva publicar un libro. El ebook era bueno, me ayudó a entender ciertos aspectos referentes a la corrección, y lo justo era pagar a la autora por ello.

Se llama justicia literaria.

Anuncios

7 comentarios sobre “QUÉ HACER SI MI LIBRO HA SIDO PIRATEADO

    1. Yo siempre recomiendo registrar todas las novelas, independientemente del formato en que se publiquen. Lo que no quita para que, efectivamente, resulte casi imposible evitar la piratería digital.
      Gracias por pasarte a comentar.
      Un abrazo.

      Me gusta

  1. Esta misma semana he publicado mi libro y con tan solo una copia vendida ya lo he encontrado pirateado. Es increíble. Y lo tengo a la venta por el precio mínimo además de haberlo sacado de mi blog, por lo que incluso se puede leer gratis. Después nos quieren hacer creer que existe algún tipo de ética detrás del pirateo. Te dejo mi experiencia, que la he escrito hoy mismo. Tu artículo me ha sido de gran ayuda. http://www.laspalabrasysussecretos.com/2017/07/mi-ebook-en-amazon-pirateado-en-menos-de-una-semana.html

    Un saludo a todos.

    Me gusta

    1. Acabo de leer tu articulo, Sergio, y la verdad es que es increíble. Qué decirte que no haya dicho yo ya en mi texto: tú piensa que por lo menos te están leyendo (aunque sea gratis e ilegalmente). Más allá de eso, mucho ánimo y fuerza para continuar escribiendo, que es o importante. Los lectores legales están ahí, y son muchos.

      Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s